CONGRESISTAS DE VARIAS BANCADAS SOLICITAN AL PRESIDENTE VIZCARRA OBSERVAR LA “LEY FUJIMORI”

Por iniciativa del Congresista Alberto de Belaunde, parlamentarios suscribieron de manera multipartidaria una carta dirigida al Presidente Martín Vizcarra solicitando que OBSERVE la Autógrafa de la “Ley Fujimori” (Proyecto de Ley N° 3533 – Ejecución humanitaria de la Pena) y así la misma pueda ser revisada nuevamente por el Congreso de la República.

La solicitud tiene como finalidad rectificar el proceso legislativo de su aprobación para dar paso a un debate informado, que considere los supuestos de inconstitucionalidad que los congresistas firmantes denunciaron. El Congresista independiente Alberto de Belaunde señaló que en su aprobación: “se emplearon todos los recursos excepcionales para eludir un debate informado y necesario por la importancia de la materia que regula”.  Asimismo, advirtió que “esta es una norma inconstitucional, irregular y muy peligrosa. Confiamos en que el presidente la observe. Caso contrario, acudiremos al Tribunal Constitucional”.

PARA RECORDAR:

  • El proyecto de ley fue presentado el martes 09 de octubre
  • El jueves 11 de octubre fue exonerado de debate en comisiones
  • El mismo jueves 11 fue debatido y aprobado en el Pleno del Congreso
  • Además, fue exonerado inmediatamente de segunda votación
  • El viernes 12 su Autógrafa fue remitida al Presidente de la República

 

PUERTA ABIERTA A LA IMPUNIDAD

Este régimen generaría espacios de exoneración de responsabilidad. Así, podrían beneficiarse personas como:

  • Vladimiro Montesinos,
  • los involucrados en el caso de “Los Cuellos Blanco del Puerto”,
  • y otros tantos condenados por alta corrupción, homicidio o trata de personas.

 

ESTA LEY NO ES UN RÉGIMEN ESPECIAL DE CUMPLIMIENTO DE LA PENA

Estamos ante una regulación sui generis, cuyas características se asemejan más a un supuesto de amnistía o indulto que a un régimen especial de cumplimiento de pena. La Autógrafa contraviene lo dispuesto por la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos que ha señalado expresamente que no proceden la creación de figuras que exoneren de su responsabilidad a condenados por delitos de lesa humanidad.

ADEMÁS CONTIENE, POR LO MENOS, 7 VICIOS DE INCONSTITUCIONALIDAD

  1. No respeta un mínimo de proporcionalidad pues alcanza a condenados por delitos de homicidio o trata de personas, que incluye el asesinato y el tráfico de menores de edad, y corrupción de alto nivel que incluye la compra de sentencias o la sustracción de altas cantidades del presupuesto público, lavado de activos, etc.;
  2. Este régimen no prevé un arresto domiciliario, un régimen de semi libertad o de libertad condicional con reglas de conducta, Es mucho más flexible y se asemeja a una liberación bajo vigilancia electrónica que le permitirá al condenado desplazarse dentro de la provincia en que reside, e incluso salir de este radio, sin que la norma indique un límite de espacio o tiempo. Para ello solo bastará presentar un informe al INPE y conseguir un garante.
  3. Este régimen no es otorgado ni controlado por el Poder Judicial, sino que se regula como un procedimiento administrativo de mero trámite, donde el INPE funciona como una simple mesa de partes.
  4. La redención de pena a razón de contar dos días de vigilancia electrónica como un día de pena efectiva no tiene en cuenta la diferencia de delitos y su gravedad. Hecho que sí se tiene en cuenta para la redención de pena para otros supuestos como trabajo o educación de los detenidos.
  5. La libertad bajo vigilancia se otorga incluso si el condenado no repara el daño que ha provocado a través del pago de la reparación civil a favor de los agraviados.
  6. El ámbito de aplicación por condiciones médicas se regula de manera genérica, imprecisa e indeterminada al hacerse referencia a enfermedades graves o crónicas, entre las cuales podría incluirse, por ejemplo, el asma que resulta ser una condición crónica sin que sea necesariamente grave.
  7. Se regula una revocación que no es tal, porque no se sustenta en un defecto o vicio al otorgar este régimen o en el incumplimiento de las reglas de conducta que no existen.

Finalmente, el Congresista Alberto de Belaunde recalcó que: “no observar esta Ley con nombre propio, sería admitir que somos una sociedad donde se descarta el diálogo en favor de la tiranía numérica”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *