Aplicación del precio al carbono ayudará a la economía y al ambiente

  • Recursos que se obtendrían pueden destinarse a reactivar la economía e inversiones resilientes frente al cambio climático.
  • Contribuirá a disminuir los costos sociales causados por la degradación ambiental y a mejorar la adaptación del país frente al cambio climático.

La aplicación del precio al carbono como mecanismo efectivo para reducir la emisión de gases invernadero (GEI) y promover inversiones limpias, de acuerdo con los desafíos climáticos del país, fue el tema evaluado por expertos internacionales, así como por directores del MEF y del MINAM.  Al aplicar un precio a las emisiones de carbono, se contribuye no solo a reducir los costos y externalidades negativas por las emisiones de GEI sino también a recaudar fondos que pueden destinarse a la financiar proyectos de crecimiento verde y también a aumentar la resiliencia de los sectores sociales más vulnerables frente al cambio climático. 

“En un contexto de incremento de los fuertes impactos del cambio climático en la población peruana, tenemos un gran reto de cumplir con la responsabilidad compartida de establecer mecanismos efectivos y metas claras contra el cambio climático (…) Necesitamos reducir las emisiones de GEI para no superar los 2°C. Si no cumplimos con ello, la continuidad saludable de la humanidad podría peligrar” sostuvo Lorenzo Eguren de la Dirección General de Cambio Climático y Desertificación del Ministerio del Ambiente (Minam), durante el Foro sobre el precio del carbono, organizado por la Comisión Especial de Cambio Climático del Congreso de la República.

Eguren destacó que desde el Minam existe el compromiso de inclusión de precio al carbono en la nueva Contribución Nacionalmente Determinada (NDC), cuya actualización debe presentarse este año. Sostuvo, además, que se evalúa la inclusión del carbono como factor para la determinación del índice de nocividad relativa de los combustibles, usado para la determinación del impuesto selectivo al consumo, con lo que debería modificarse la Ley 28694. Concluyó que es necesario considerar diversas condiciones para establecer el precio al carbono, siendo una de ellas la alta informalidad en el país. 

Otro aspecto a considerar está relacionado con los sectores que generan mayores emisiones de GEI. “Es importante evaluar la posibilidad de establecer un precio al carbono. Sin embargo, también debemos tener presente el perfil de emisiones del país. Por ejemplo, el 67% de las emisiones del Perú provienen de la pérdida de bosques primarios en la Amazonía, por lo que debemos reducir esta presión”, indicó Carlos Gallardo, director general de la Dirección General de Asuntos de Economía del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). 

Gallardo señaló que existe un esfuerzo por mejorar el financiamiento para orientarlo a la mitigación y adaptación del cambio climático. No obstante, se requiere elaborar una hoja de ruta común con el MINAM para identificar y proponer estos instrumentos que deben apoyar la descarbonización de la economía. Anunció también que el MEF se sumaría a la Coalición de Ministros de Economía y Finanzas para la Acción Climática, que a nivel global impulsa el intercambio de políticas y prácticas positivas sobre este tema.

En el Foro realizado entre 6 y 7 de octubre, también se presentaron experiencias internacionales. Marcelo Mena, ex ministro de ambiente de Chile, actual director del Centro de Acción Climática de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, indicó que “para tener mayor impacto en la acción climática es necesario visibilizar el costo de la contaminación e incluirlos como variables en los sistemas financieros (…) Esta década es decisiva porque podemos transitar hacia la carbono neutralidad, generando empleo, inversión, descontaminando, y creando resiliencia. No podemos pagar con recursos de nuestros hijos hipotecando su futuro”. Detalló los diversos beneficios obtenidos con la aplicación del precio al carbono en varios países. En la misma línea, María Paz Cigarán, gerente general de Libélula, refirió que el precio al carbono deja en claro que las actividades que produzcan contaminación no deben ser gratuitas. “A su vez, la aplicación del precio al carbono servirá para incentivar tecnologías más limpias con impactos positivos en lo social, económico y ambiental”.

El presidente de la Comisión Especial de Cambio Climático, Alberto de Belaunde, concluyó que es necesario estas oportunidades para fijar el precio al carbono en el Perú, en concordancia con las políticas nacionales de competitividad aplicando los compromisos de adaptación y mitigación del cambio climático, asumidos en el marco del Acuerdo de París.

Accede a las presentaciones y grabación de los foros de la Comisión Especial de Cambio Climático, en: 

http://www.congreso.gob.pe/comisiones2020/CE_Cambio_Climatico_2020-2021/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *